El ponche de los deseos

Portada de «El ponche de los deseos», edición Círculo de Lectores

Belcebú Sarcasmo (un mago de laboratorio) y su tía Tirania Vampir (una bruja multiplica—dineros) tienen firmados una serie de compromisos contractuales en materia de maldades que han dejado para última hora. Se les agota el tiempo y en la noche de San Silvestre van a ponerse al día mediante la ayuda de un poderoso ponche. Sus mascotas Mauricio di Mauro (el gato del mago) y Jacobo Osadías (el cuervo de la bruja) son los únicos ¿héroes? que pueden hacer algo para evitar sus planes.

Belcebú Sarcasmo y su tía Tirania Vampir
Michael Ende
Michael Ende

Aunque su título real sería El ge­ni­al­co­ho­lo­ro­sa­tanar­qui­ar­queo­lo­gi­ca­ver­no­so ponche de los deseos1 a esta historia infantil de Michael Ende se la conoce de forma breve como El ponche de los deseos. La edición inglesa utilizó como traducción un simple La noche de los deseos (The Night of Wishes).

Se trata de una típica historia en la que los buenos (el gato Mauricio y el cuervo Jacobo) tienen que desbaratar los planes de los malos (el mago Belcebú y la bruja Tirania). Un relato para niños que, como todas las historias de Michael Ende, es entretenida y fantástica; con su típica narración aunque esta vez aderezada con algo más de humor. La historia es muy rica con personajes muy bien definidos. Se trata de una de las mejores opciones para niños que tienen algo de soltura leyendo.

Esfera de reloj del primer capítulo marcando las 17:00
La esfera de reloj del primer capítulo. Se titularía «17:00»

Algo curioso del libro es que sus capítulos no están numerados, ni tienen un título. En su lugar se muestra una esfera de reloj marcando la hora. El primer capítulo empieza a las 17:00, el segundo a las 17:09, el tercero a las 17:11 y así durante toda la tarde y noche de San Silvestre.

El motivo por el que recuerdo este libro especialmente se debe a la primera lectura. Me lo regalaron en Noche Buena y lo leí íntegramente la tarde—noche del 31 de diciembre, justo cuando transcurre la acción. El libro se convirtió durante años en mi lectura de fin de año. En ocasiones recupero la tradición releyéndolo alguna tarde de San Silvestre.

Está demostrado científicamente que la parte de algo es siempre menor que el todo

Belcebú Sarcasmo.

«Calma, sangre, calma», cantó Dracula cuando vio a la señorita Rosa…

Belcebú Sarcasmo.

Entre los hombres, te lo aseguro, el dinero es el punto capital […] Hacen todo por dinero y con dinero pueden hacer todo. Es el peor instrumento mágico que existe.

Jacobo Osadias.

Ésta es mi fielosofía. Hay que contar siempre lo peor, y luego hacer contra ello todo lo que se pueda.

Jacobo Osadias.

Mi bisabuela Mía, que era una anciana gata muy sabia, decía siempre: «Si puedes entusiasmarte por algo, hazlo; si no puedes, duerme»

Mauricio di Mauro.

Yo tengo que poder entusiasmarme; por eso procuro imaginarme la mejor de todas las posibilidades y, luego, hacer todo lo posible por alcanzarla.

Mauricio di Mauro.

  1. Traducción del título alemán original Der satanarchäolügenialkohöllische Wunschpunsch↩︎

Oscar Cubo Medina
Oscar Cubo Medina
Ingeniero en informática

Director técnico en CeSViMa. Ciencia, informática, música, libros y nuevas tecnologías.